Uncategorized

O.J SIMPSON: EL CASO MAS SONADO DE USA

O.J SIMPSON: EL CASO MAS SONADO DE USA

simpson_560x280

Fue un caso que conmocionó a la sociedad americana a mediados de los años 90. Su protagonista fue una estrella del fútbol americano reconvertido en actor. Su nombre era Orenthal James Simpson, aunque todo el mundo le conocía por sus iniciales: O.J. Simpson. En la medianoche del 12 de junio de 1994, la policía de Los Ángeles recibió un aviso. Un hombre que paseaba con su perro por el lujoso barrio de Brentwood había encontrado dos cadáveres. Los cuerpos habían sido violentamente apuñalados. La escena del crimen estaba repleta de pistas: huellas de pisadas, un guante, manchas de sangre que revelaban que el asesino se había cortado en una mano… Uno de los cadáveres correspondía a Nicole Brown la ex mujer de O.J. Simpsonfb1bea40a063d2aefe3e3f904c427d00

El ataque habría iniciado cuando la mujer salió de su casa, en donde fue agredida por el homicida. De acuerdo a las versiones periciales, la mujer fue golpeada en la cabeza en repetidas ocasiones y después recibió tres cuchilladas de profundidad en el cuello. Tras las heridas, Brown cayó al suelo golpeándose la cara y el codo izquierdo. Una vez en el piso, aparece Ronald Goldman quien forcejeó con el agresor para despojarlo del cuchillo, Goldman no logró ser más fuerte que el homicida y recibe varias puñaladas en la zona del tórax. Con las dos víctimas en el suelo, el agresor regresa con Nicole y le hace una cortada transversal en el cuello, herida que llegó hasta la espina dorsal. Después se dirigió con Ronald y terminó con él de la misma forma. Goldman recibió un total de 19 puñaladas mientras que Brown recibió 18. Tras los asesinatos del 12 de junio, la prensa se volcó hacia la casa de Nicole Brown para efectuar la cobertura del crimen. Alrededor de las 7:30 de la mañana, tan solo horas después del ataque, la escena fue alterada por uno de los detectives, quien al tratar de cubrir evidencia confundió las muestras de ADN por cubrir los cuerpos con una manta.

Resultado de imagen para oj simpson persecucion

Hasta las generaciones recientes, acostumbradas a la telerealidad, nadarían en asombro si los hechos ocurridos el 17 de junio de 1994 se dieran hoy. Aquella tarde, más de 90 millones de personas en Estados Unidos presenciaron en vivo y en directo, por televisión, cómo un helicóptero policial perseguía por una autopista interestatal de Los Ángeles, California, un vehículo Ford Bronco de color blanco en la que huía luego de ser relacionado como autor del crimen.  Al volante del Bronco iba su amigo Al Cowlings y, como si toda la trama no fuera ya demasiado dantesca, las transmisiones policiales dejaron saber a la millonada de espectadores que el exastro llevaba una pistola y amenazaba con suicidarse. Tras la persecución, que duró aproximadamente dos horas y acabó frente a su mansión en Los Ángeles, las cámaras de los helicópteros emitieron en directo la rendición de Simpson luego de varias horas de negociaciones con la policía.

El caso es que la legendaria persecución fue solo el preludio de lo que vendría unos meses después cuando, entre enero y octubre de 1995, O.J. Simpson se sentó en el banquillo de los acusados por el cruento doble asesinato de Nicole Brown y Ron Goldman. Para entonces, más de medio planeta tuvo acceso a los avances diarios del juicio, que no en vano fue cubierto por 2.000 periodistas de todo el mundo. Este hecho provocó que el proceso de 133 días, se contaminara con rumores, inconsistencias en las versiones y acusaciones de racismo en contra de los detectives, quienes aparentemente sembraron evidencias para afectar a Simpson. El juicio dividió por completo a la sociedad norteamericana de la década de los 90 y se convirtió en un tema racial polarizado, por un lado la comunidad blanca aseguraba que Simpson era culpable, mientras que la población de color apuntaba en la dirección opuesta.

oj-simpson--620x349

El día del veredicto, el 3 de octubre de 1995, 145 millones de personas fueron testigos de cómo Simpson era declarado no culpable y libre de todos los cargos. La imagen, una y mil veces transmitida durante todos estos años es parte ya del stock de la cultura pop. El último episodio sobre el asesinato de Nicole Brown Simpson y su amigo Ronald Goldman no se cerró con la absolución, en 1995, del principal sospechoso: Según la explicación de la policía, en el año 2002 un antiguo agente llamado George Maycott recibió el cuchillo de manos de un albañil que se encontraba trabajando en la propiedad. Una pregunta preocupa a los investigadores del caso: ¿por qué hasta ahora no había aparecido aquel estilete manchado de sangre? Al parecer, Maycott, que se retiró del cuerpo de policía en 1998, trabajaba como guarda de seguridad para una cadena de televisión y cuando recibió el cuchillo llamó a su supervisor para informarle. «Le dijeron que el caso de O.J. Simpson estaba cerrado y que las autoridades no podían hacer nada. Así que él decidió guardar el arma en su caja de herramientas y se olvidó», ha asegurado a través de un comunicado el abogado de Maycott. Hasta que el pasado mes de enero el ex policía se vio obligado a entregar el arma después de que la llevara a enmarcar.

Alan Dershowitz, miembro del equipo legal de O.J. Simpson, ha asegurado que si han encontrado el arma cerca de la casa del deportista «deja en muy mal lugar el trabajo realizado en su momento por la policía de Los Angeles». Para el abogado sería muy fácil conseguir que su cliente no fuera acusado de nuevo, dado que en EE.UU. nadie puede ser encausado dos veces por un mismo crimen.

ojsimmeo2

O.J. Simpson se encuentra actualmente pagando una condena de 33 años de prisión en Nevada por ser encontrado culpable de robo a mano armada y secuestro en 2007.( Joss Best Radio Hits )

joss

mayo 20th, 2018

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *